Reanudar el ejercicio intenso después de la abdominoplastia: ¿Demasiado pronto?

Muchos de los hombres y mujeres que están considerando la cirugía estética de abdomen y que acuden a nosotros desde Denver, Colorado Springs y Fort Collins son candidatos ideales porque gozan de una gran salud general gracias a sus exigentes regímenes de ejercicio. En el caso de las personas dedicadas a entrenamientos intensos, como las carreras de distancia o el entrenamiento de CrossFit®, la recuperación después de una abdominoplastia los inquieta un poco, y quieren saber cuándo pueden reanudar niveles altos de ejercicio.

¿Cuánto tiempo tarda en sanar una abdominoplastia?

Para ayudar a los pacientes a planificar sus programas de entrenamiento, siempre proporcionamos un calendario general que explica cuándo es seguro reanudar ciertos tipos de actividades después de la cirugía plástica. En una entrada anterior del blog, describimos los pasos que los pacientes deben seguir durante la recuperación de un procedimiento de cambio de imagen para mamás (que normalmente incluye la cirugía de abdominoplastia). Sin embargo, cuando se trata de tener en cuenta los niveles de actividad física, la intensidad varía drásticamente de una persona a otra. Por lo tanto, determinar cuándo está bien volver al gimnasio depende de sus hábitos de ejercicio.

¿Qué es una abdominoplastia? ¿Qué tan dolorosa es una abdominoplastia?

De los procedimientos de cirugía plástica más comunes, la recuperación de la abdominoplastia es probablemente la menos cómoda. La cirugía estética de abdomen, o abdominoplastia, consiste en eliminar el exceso de grasa y piel del abdomen por debajo del ombligo. Al hacerlo, el cirujano tensa el tejido conjuntivo de esa zona y recrea un ombligo estéticamente atractivo. El resultado es un vientre más plano y suave.

En esta entrada del blog, veremos las situaciones únicas de nuestros pacientes de abdominoplastia en Denver que participan en ejercicios más extenuantes. Las particularidades de cuándo reanudar cada tipo de actividad varían porque, por ejemplo, la tensión en los músculos abdominales de las carreras de larga distancia es diferente a la de la natación.

Correr de larga distancia

Después de una abdominoplastia, las personas que están acostumbradas a registrar kilómetro tras kilómetro mientras entrenan para maratones o triatlones necesitarán volver a sus rutinas de carrera. Las carreras de larga distancia ponen a prueba los músculos abdominales, y estos músculos necesitan tiempo para sanar antes de que puedan soportar la tensión asociada a las carreras de larga distancia. Planee esperar al menos 6 semanas después de una abdominoplastia antes de empezar a correr de nuevo. Comience lentamente y aumente la distancia y la intensidad gradualmente. Escuche a su cuerpo y no se esfuerce demasiado.

Como dice el viejo refrán, hay que caminar antes de correr. Aproximadamente a las 3 semanas del postoperatorio puede empezar a caminar distancias más largas, lo que le dará una base de resistencia antes de empezar a correr de nuevo.

Natación en piscina y en aguas abiertas

Nadar en una piscina o en un lago plantea restricciones únicas que no tienen nada que ver con el estrés físico de un entrenamiento intenso. Los pacientes que se someten a una abdominoplastia deben evitar meterse en el agua (incluso en una piscina) durante al menos 6 semanas, ya que las incisiones deben cicatrizar por completo para evitar el riesgo de infección.

La mayoría de las brazadas de natación que se utilizan en los entrenamientos de natación extenuantes implican a los músculos abdominales de forma que podrían causar complicaciones si no se ha cicatrizado por completo internamente. El uso de una tabla de natación es una forma de reanudar parte de los entrenamientos una vez que las incisiones se hayan curado. Al igual que con la carrera, retome los ejercicios gradualmente y deje de hacerlo si empieza a sentirse incómodo.

Entrenamiento de levantamiento de pesas/CrossFit®

El entrenamiento de CrossFit y otros ejercicios de levantamiento de pesas que se basan principalmente en los músculos abdominales deben evitarse durante al menos 6 semanas después de una abdominoplastia. Los pacientes pueden reanudar los entrenamientos centrados en los brazos, pero con pesos más ligeros de los que están acostumbrados, ya que los pesos más pesados todavía pueden comprometer los músculos abdominales. Cuando vuelva al gimnasio, especialmente para los pacientes que participan en CrossFit, es importante no exagerar los entrenamientos. Ser paciente y detenerse si se siente alguna molestia o dolor es esencial para una recuperación exitosa.

Sea usted corredor, nadador o levantador de pesas (o combine todas las actividades), la recuperación de cada persona es única. Por eso es importante que preste atención a cómo se siente su cuerpo y recuerde esta regla general: «Si le duele, deténgase».

Puede ver más fotos de antes y después de la abdominoplastia para hacerse una idea del tipo de resultados que puede esperar. Si está considerando la posibilidad de someterse a una abdominoplastia y quiere discutir cómo afectará a su régimen de entrenamiento, póngase en contacto con nosotros mediante el formulario en línea para solicitar una consulta, o llame a nuestra oficina en Denver al (303) 951-2100 o en Golden al (303) 278-2600 para concertar una cita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.