César Chávez (película)

César Chávez en una protesta pública de apoyo al Colegio César Chávez en 1974.

Guión y personal de producciónEditar

Aunque se han escrito numerosos libros, artículos en revistas y estudios académicos sobre César Chávez, éste es el primer largometraje sobre el líder sindical. El guionista de Chávez es Keir Pearson, que escribió el guión de la película Hotel Rwanda, nominada al Oscar en 2004. Muchos guionistas y productores habían intentado durante años obtener los derechos de la historia de la vida de Chávez, pero no lo consiguieron. Pearson negoció durante dos años con los herederos de Chávez antes de que él y su socio de producción, el productor de televisión Larry Meli, pudieran obtener los derechos de la vida de Chávez en 2011. Pearson dice que su guión se centra en los aspectos positivos de la personalidad, la vida familiar y los logros públicos de Chávez, pero que no es un lavado de cara. Pearson y los productores revisaron el guión con la familia de Chávez. Muchos de los comentarios hechos por la familia, así como anécdotas contadas por ellos, se incluyeron en el guión. Pearson también se basó en gran medida en el material de archivo de la Fundación César Chávez. El guión se centra principalmente en los boicots de la uva y las huelgas de los años 60 y principios de los 70.

Los productores de Chávez son Diego Luna, Gael García Bernal y Pablo Cruz (todos ellos directores de Canana Films); John Malkovich, Lianne Halfon y Russell Smith (directores de la productora de Malkovich, Mr. Mudd); el guionista Keir Pearson y el productor de televisión Larry Meli. En junio de 2012, la productora Participant Media adquirió los derechos de distribución en Norteamérica de la película, y Jeff Skoll y Jonathan King, de Participant Media, fueron añadidos como productores ejecutivos.

Chavez está dirigida por Diego Luna. La película es sólo la segunda película de Luna, y es su primera película cuyo idioma principal es el inglés. Luna dijo que dirigir en inglés (para los actores principales) y en español (para los extras) fue una lucha.

CastingEdit

Michael Peña fue el maestro de ceremonias en la inducción del Movimiento de Trabajadores Agrícolas en el Salón de la Fama del Trabajo y la dedicación del Auditorio César E. Chavez Memorial Auditorium en el Departamento de Trabajo de EE.UU. en marzo de 2012.

Michael Peña, nacido en Chicago, interpreta a Chávez, el líder laboral mexicano-americano nacido en Yuma, Arizona, en 1927. Peña dice que no sabía casi nada sobre César Chávez antes de aceptar el papel. Su padre, un agricultor mexicano que emigró a Estados Unidos, casi lloró cuando Peña le dijo que iba a interpretar a César Chávez. Peña dice que estudió exhaustivamente los registros históricos para conocer mejor a Chávez. Como Peña lleva el pelo muy corto, tuvo que llevar una peluca durante la producción.

America Ferrera fue elegida para interpretar a Helen, la esposa de César Chávez, que desempeñó un papel silencioso y entre bastidores en el trabajo de Chávez. A diferencia de Michael Peña, Ferrera (que nació en Los Ángeles, California, de padres que habían emigrado de Honduras) dijo que había aprendido mucho sobre quién era César Chávez mientras crecía y en la escuela. Ferrera dijo que se reunió varias veces con Helen Chávez para aprender más sobre su papel en el movimiento de los trabajadores agrícolas. Ferrera dice que aprendió que Helen Chávez presionó mucho a su marido para mantener vivo el movimiento de los trabajadores agrícolas, todo ello mientras criaba a ocho hijos. Ferrera calificó el papel de desalentador.

Rosario Dawson fue elegida para interpretar a Dolores Huerta, la hija nacida en Nuevo México de un activista sindical y asambleísta del estado de Nuevo México que cofundó la Unión de Campesinos con Chávez. Dawson admitió que no sabía mucho sobre Dolores Huerta cuando aceptó el papel. Sin embargo, dice que habló con Huerta para investigar el papel y que cuanto más aprendía, más se impresionaba. También admitió estar «un poco asustada por estar segura de hacerlo bien». Huerta ha expresado su felicidad de que Dawson aceptara el papel.

John Malkovich se involucró con Chávez a través de su papel de productor. Diego Luna le convenció para que aceptara el papel de un viticultor abusivo. Malkovich aceptó el papel porque admiraba la película anterior de Luna, y deseaba participar en la narración de una historia importante sobre la justicia. El actor Gabriel Mann interpreta a otro productor agrícola abusivo. Mann dice que aceptó el papel porque sintió que era una historia oportuna que hablaba de lo que ocurre cuando los trabajadores carecen de protecciones sindicales.

Lugares de producción y notasEditar

La mayor parte de Chávez se rodó en México. En parte, México ofrecía unos costes de producción mucho más bajos, y era donde vivían y trabajaban la mayoría de los productores. Sin embargo, muchas zonas rurales y urbanas de México siguen teniendo el mismo aspecto que California en la década de 1960, lo que resultó fundamental para obtener una sensación de realismo visual para la película. Una parte de la película se rodó en Hermosillo. La ciudad, que es étnicamente diversa, pudo proporcionar un gran número de actores de aspecto anglosajón para representar a los estadounidenses no hispanos. Los trabajadores de los numerosos restaurantes chinos de Hermosillo fueron reclutados para representar a los trabajadores agrícolas filipinos a los que Chávez también trató de organizar. La biblioteca pública Art Deco de la ciudad sirvió como sede de una de las grandes empresas agrícolas con las que trató Chávez, y un campo de 40 acres (160.000 m2) en las afueras de Hermosillo sirvió como granja cerca de Delano, California. Las escenas en los campos de uva se filmaron en viñedos del estado mexicano de Sonora, donde los cultivadores de uva todavía colocan las vides sobre cruces de madera, como hacían los californianos en los años sesenta. La producción construyó chozas en los campos de uva de Sonora para reproducir las viviendas de los trabajadores inmigrantes en California en la década de 1960. El rodaje en los campos de uva de Sonora fue difícil. La producción se vio afectada por las tormentas de polvo y un enorme número de insectos. También hacía un calor terrible, y varios actores se desmayaron en el plató por deshidratación.

La exactitud histórica era importante para los cineastas. Además de elegir localizaciones que se parecieran a la California de los años 60, se enseñó a los actores a hablar en un dialecto chicano típico de finales de los 60 y principios de los 70. La entrenadora de dialecto Claudia Vázquez dice que ese dialecto es muy diferente del español y del inglés con influencias españolas que hablan muchos mexicoamericanos en California hoy en día.

La película cuenta con un presupuesto de producción de 10 millones de dólares, casi todos procedentes de inversores mexicanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.